Una boda en una bodega

Alma y Marius no querían la típica boda, ellos querían hacer una fiesta con la familia y los amigos y comer bien y así decidieron celebrar su boda en una bodega. Punto y final. Sin complicaciones. Y, como nos gusta hacer realidad vuestros sueños, así lo hicimos.

Una boda en una bodega. Saó Catering

Celebramos una boda en una bodega 

El espacio escogido fueron las bodegas de Vins de Taller, en Siurana. Es un espacio pequeñito y precioso, en pleno viñedo. Como ya va siendo habitual la tramuntana se invitó a la boda. Pero eso no impidió que todo el mundo disfrutara de un gran día. 

Para esta ocasión, colaboramos con el grup Pous para todas las mesas, sillas, etc. Y quedó todo precioso con el toque de Flors de Vici, como podéis ver en las fotos. 

La pastelería fue de la pastelería Surroca en Castelló d’Empúries, junto con un carrito de helados de Dino que hizo las delicias de pequeños y grandes.

Lo que hace especial nuestro trabajo es que en todas y cada una de las bodas pasa alguna cosa que la hace única. En este caso, Alma vestida de novia, votando en el colegio electoral. 😉

Todas las fotos son de Cassú Fotograf. ¡Esperamos que disfrutéis con ellas de esta boda en una bodega!

Si quieres ver más bodas en las que hemos colaborado con el mismo fotógrafo, clica aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.